Cómo crear tu propia consola con RASPBERRY Pi

Monta una consola sencilla y económica para jugar a todos tus juegos clásicos favoritos.

Durante los últimos 20 años, los entusiastas de los juegos retro han soñado con construir una “consola de juegos universal” con la que jugar juegos de sistemas diferentes. Su fin era económico, fácil de controlar con un mando y capaz de conectarse a un televisor.

Gracias a la plataforma para Raspberry Pi 3 y la distribución del software RetroPie, ese sueño finalmente es posible. Por menos de 120€, podrás construir un sistema de emulación que puede reproducir decenas de juegos retro para sistemas como NES, Atari, Sega, Super NES, Gameboy e incluso PlayStation.

Todo lo que necesitas hacer es comprar unos cuantos componentes, juntarlos y configurar el software. También tendrás que proporcionar los juegos, pero hablaremos de eso más adelante.

crear Raspberry Pi 3 Model B+

El proyecto

Para hacer nuestra “consola definitiva”, vamos a ejecutar emuladores de software y archivos ROM de videojuegos en un ordenador de placa única: en este caso lo haremos con Raspberry Pi 3 Modelo B +, un ordenador de 40€ diseñado para uso educativo y usuarios aficionados.

Para facilitar este proceso, los entusiastas de los juegos retro han combinado todos los programas de software que necesitamos en un paquete de software gratuito llamado RetroPie. RetroPie incluye (entre otros programas) un sistema operativo Linux, un gran conjunto de emuladores de sistemas de juego y una interfaz que lo hace fácil de usar.

Para los que no están familiarizados con la emulación, aquí un breve resumen: un emulador es un software que ha sido programado para comportarse casi exactamente de la misma manera que el hardware de un sistema de videojuegos más antiguo. Simula el circuito de la consola original en el software.

Dado que la mayoría de los ordenadores carecen de una ranura para leer datos de cartuchos de videojuegos antiguos, se han copiado los datos de los videojuegos en archivos de software llamados imágenes ROM. (En el caso de emuladores de PC domésticos, como el Apple II, también puedes encontrar imágenes de disco, que son copias de todo el contenido de un disquete combinado en un solo archivo de ordenador).

Una interfaz de usuario es un programa que muestra un menú gráfico que enumera los juegos disponibles en el sistema, permite al usuario seleccionar el juego de su elección con un mando y luego ejecutar el juego en el emulador apropiado automáticamente. En este caso, el programa front-end incluido en RetroPie se llama EmulationStation.

Raspberry Pi 3 Model B+
Kit Raspberry Pi 3 Model B+
¿Qué consolas son compatibles?

Esta es una lista no completa de algunas de las consolas de juegos retro más populares que RetroPie puede emular muy bien:

  • Atari 2600
  • Atari 7800
  • Atari Lynx
  • GCE Vectrex
  • NEC TurboGrafx-16
  • Nintendo 64
  • Sistema de entretenimiento de Nintendo
  • Nintendo Super NES
  • Nintendo Game Boy
  • Nintendo Game Boy Color
  • Nintendo Game Boy Advance
  • Nintendo Virtual Boy
  • Sega 32X
  • CD de Sega
  • Sistema maestro de Sega
  • Sega Genesis
  • Sega Game Gear
  • Sega Saturno
  • SNK Neo Geo
  • SNK Neo Geo Pocket Color
  • Sony PlayStation
  • Sony PSP

RetroPie es compatible con muchas más plataformas con distintos niveles de compatibilidad y experiencia de usuario. Si te interesa, podrás encontrar una lista completa de sistemas compatibles en el Wiki de RetroPie oficial.

Los emuladores más fáciles de usar son parte de un sistema de emulación llamado RetroArch, que combina muchos motores de emulación (llamados “núcleos”) en un programa con una interfaz unificada.

Raspberry Pi 3 Model B+
Kit Raspberry Pi 3 Model B+
Teclado inalámbrico con panel táctil
Teclado inalámbrico con panel táctil
Raspberry 3b
Raspberry Pi 3b

Paso 1: compra el hardware

Ahora que sabemos lo que vamos a hacer, es hora de comprar el hardware necesario. A continuación se muestra un desglose aproximado del precio de un sistema RetroPie en Amazon.com, por lo que pueden variar considerablemente con el tiempo. El coste real de este sistema depende de la cantidad de equipo que traiga.

Componentes básicos necesarios

Necesitas un ordenador en sí, una carcasa para que no se dañe y una fuente de alimentación. La carcasa básica “oficial” de Raspberry Pi hace el trabajo muy bien por un precio bajo.

En cuanto a la potencia, aunque la Raspberry Pi 3 se alimenta a través de un puerto micro USB, requiere una fuente de alimentación de 2,5 amperios. Esa cantidad de corriente no es suministrada por la mayoría de los puertos o adaptadores USB de los ordenadores, por lo que sería necesario comprar un adaptador especial para este propósito, y Amazon vende uno bueno de CanaKit.

Raspberry 3b

Claro, también necesitas un televisor o monitor para poder jugar y un cable HDMI para conectar el Pi 3 al televisor. Para configurar RetroPie, también necesitarás otro sistema informático (Windows o Mac) que pueda escribir en tarjetas SD.

Elige el mejor almacenamiento

Esta tarjeta SD contendrá el sistema operativo, los emuladores y los archivos del juego. Una tarjeta más grande significa más espacio para juegos. Si ya tienes una tarjeta microSD de 8GB o más grande, te ahorrará esta compra. Si no, aquí hay unas buenas opciones:

SanDisk 64gb

Elige un teclado

Necesitarás un teclado USB básico durante la configuración inicial. Después de eso, si te quedas con los juegos de consola, ya no lo necesitarás, a menos que quieras cambiar algunas opciones avanzadas en el futuro.

Si quieres tecnología inalámbrica, el Rii Mini es un teclado de bolsillo muy potente que puede hacer que cambiar la configuración del sistema sea fácil desde el sofá de la sala de estar si necesita hacerlo en el futuro.

Teclado inalámbrico con panel táctil

Elige un mando

También te hará falta un mando para jugar a los juegos de muchos sistemas clásicos diferentes. El Pi 3 tiene Bluetooth incorporado, por lo que los mandos inalámbricos son una buena opción, aunque más difíciles de configurar. Una opción versátil es el 8Bitdo N30, un controlador inalámbrico Bluetooth con estilo NES, dos joysticks analógicos y cuatro botones laterales. También, el DualShock 4 funciona maravillosamente para juegos retro porque tiene un D-pad muy bueno, es inalámbrico y es cómodo de sostener. Con sus sticks analógicos, también puedes hacer una doble función para consolas más modernas como la Nintendo 64 y la PlayStation.

Ejemplo de configuración de RetroPie

Sabiendo los componentes necesarios podremos crear dos opciones.

Construcción más económica

Esta es la opción completa más barata, con solo 16 GB de almacenamiento en tarjeta SD, un teclado USB económico (que técnicamente solo necesitará durante la configuración) y un mando de juegos USB con cable de más económico, pero válido: 

Si tiene un poco más de presupuesto para gastar, prueba esta opción de configuración más cómoda:

Construcción recomendada:

Con una tarjeta SD de 64 GB (32 GB también está bien), tiene espacio para muchas más ROM de juegos (especialmente juegos más nuevos que ocupan mucho más espacio), y con un DualShock 4 inalámbrico y un teclado inalámbrico en miniatura, obtendrás una conexión inalámbrica completa:

No está nada mal. Si me hubieran dicho hace una década que podría construir algo como esto por menos de 200€, me habría quedado ojiplático.

Raspberry Pi 3 Model B+
Kit Raspberry Pi 3 Model B+
Teclado inalámbrico con panel táctil
Teclado inalámbrico con panel táctil
Raspberry 3b
Raspberry Pi 3b

Paso 2: descarga el software

Por supuesto, el hecho de que todo el software que usaremos esté disponible para descargar de forma gratuita también ayuda a que esta compilación sea tan asequible.

Software que necesitarás:

  • La imagen del disco de distribución de RetroPie
  • Una herramienta de escritura de imágenes de tarjetas SD para Windows o Mac

Descarga RetroPie

Para conseguir RetroPie, visita la página oficial de descarga de RetroPie y haz clic en el botón de descarga rojo gigante para “Raspberry Pi 2/3” y guardará un archivo llamado “retropie-x.x-rpi2_rpi3.img.gz”, donde x.x es el número de versión actual de RetroPie. Coloca este archivo en un lugar donde puedas localizarlo fácilmente, como en su escritorio.

Este archivo es una imagen de disco que contiene todo el software (incluido el sistema operativo, emuladores, etc.) que necesitarás para ejecutar nuestra configuración RetroPie en una Raspberry Pi 3. Debemos grabarlo en una tarjeta microSD con una herramienta especial. 

Retropie

Descarga una herramienta de escritura de imágenes de tarjetas SD

A continuación, necesitamos descargar una herramienta de software que escribirá la imagen del disco del software RetroPie en una tarjeta SD. Necesitamos esta herramienta porque el sistema de archivos utilizado por RetroPie no es el mismo que el de los Windows o Mac, por lo que no es tan fácil como copiar los archivos directamente a la tarjeta SD. Lo que estamos haciendo es escribir una instalación de Linux ya configurada directamente en la tarjeta SD.

Paso 3: graba el software en la tarjeta SD

La imagen de disco de RetroPie que acabamos de descargar está comprimida. Si estás en un Mac, es probable que OS X ya descomprima la imagen en un archivo “.img” automáticamente después de descargarla.

Si estás en Windows y no puedes extraer un archivo “.gz”, descarga 7-Zip, una herramienta de compresión versátil y gratuita que te permitirá extraerlo.

A continuación, debes ejecutar el programa de instalación de la herramienta de escritura de imágenes de la tarjeta SD que descargastes. Instalalo y ejecutalo, ya sea Win32 Disk Imager o Apple Pi Baker.

Para Win32 Disk Imager: en la sección Dispositivo del programa, selecciona la letra de unidad para tu tarjeta SD. Asegúrate de que sea la correcta, porque si eliges la unidad incorrecta, este programa podría borrar todos tus datos.

Win32 Disk Imager

Haz clic en el icono de la carpeta junto al cuadro Archivo de imagen en el programa. Seleccione el archivo “retropie-x.x-rpi2_rpi3.img” que descargamos y descomprimimos antes.

Cuando estés totalmente seguro de que has seleccionado la unidad correcta, haz clic en el botón Escribir y espera unos minutos.

Para ApplePi Baker: en la sección Pi-Crust del programa, selecciona la unidad de tarjeta SD en la que quieres escribir. Aparece algo como “/ dev / sda3”.

Después, en la sección Pi-Ingredients del programa, haz clic en el botón […] junto al cuadro blanco y seleccione el archivo “retropie-x.x-rpi2_rpi3.img” que descargamos antes.

ApplePi Baker

Finalmente, haz clic en el botón Restaurar copia de seguridad y la imagen se escribirá en la tarjeta SD.

Ahora ya tenemos el software en la tarjeta y listo para el siguiente paso.

Paso 4: adaptar el hardware

Adapta la carcasa con la Raspberry Pi

Si dispones de disipadores de calor de aluminio (opcional) como parte de un kit que ya comprado, es el momento de colocarlos en la parte superior de los dos chips negros principales en la placa Pi.

Abre la bolsa del estuche oficial de Raspberry Pi y coloca las piezas de plástico sobre una mesa. Inserta con cuidado el Pi en la carcasa y ciérralo. Luego, coloca las patas de goma autoadhesivas en la parte inferior de la caja.

Retira la tarjeta microSD del ordenador que utilizastes para grabar las imágenes, ahora inserta la tarjeta microSD con cuidado en la ranura para tarjetas SD en la parte inferior del Pi. El Pi 3 tiene una ranura para tarjeta SD de ajuste por fricción (los modelos anteriores tenían una ranura para hacer clic), así que empújala lentamente. La etiqueta de la tarjeta SD debe mirar hacia afuera, lejos de la placa Raspberry Pi.

ensamblar raspberrry

Conéctalo todo

Antes de iniciar el sistema enchufándolo (el Pi no tiene interruptor de encendido / apagado, por lo que estará encendido mientras esté enchufado), conecta el cable HDMI al Pi y a un televisor o monitor. También conecta el teclado USB o el dispositivo inalámbrico de teclado USB. Luego, conecta el mando USB, si dispones de él. Si estás utilizando uno inalámbrico, todavía no tienes que hacer nada con él.

Si utilizas una conexión a Internet por cable en lugar de Wi-Fi, conecta el cable Ethernet correctamente cableado en el costado del Pi.

Ahora es el momento de desenvolver su práctico adaptador de corriente de 2,5 amperios y enchufarlo a una toma de CA. Enchufa con cuidado el conector micro USB en el lateral de la Raspberry Pi. La unidad se encenderá.

Paso 5: configurar el software

Si todo salió según lo planeado al escribir el software RetroPie en la tarjeta SD, al conectar por primera vez su Raspberry Pi, aparecerá una pantalla de bienvenida colorida “RetroPie” y una larga lista de mensajes de texto en movimiento. Estos son mensajes de arranque de Linux útiles para solucionar problemas si algo sale mal. Ignóralo.

En unos segundos, se iniciará la interfaz de EmulationStation y verás una pantalla que dice: “BIENVENIDO. No se detectaron gamepads. Mantén presionado un botón en tu dispositivo para configurarlo. Presiona F4 para salir en cualquier momento “.

Bienvenido Raspberry

Lo que hagas a continuación depende de si tienes un mando con cable o inalámbrico.

Si utilizas un mando USB con cable:

Mantén presionado un botón en el mando hasta que EmulationStation lo detecte. Luego te hará una larga lista de preguntas que te permitirán asignar qué botón va a qué control (es decir, botones Arriba, Abajo, A, B, X, etc.). No falles en esto o tendrás que desconectar el Pi y empezar de nuevo.

Una vez que esté funcionando, verás un menú que se llama RetroPie. Contiene una lista de atajos para establecer varias configuraciones. Es una forma conveniente de configurar el sistema sin tener que pasar a un símbolo del sistema de Linux.

Configurar Retropie

Usando el mando, selecciona RASPI-CONFIG de la lista y presiona el botón de selección principal en el mando. Luego, lee el punto “Configurar ajustes de todo el sistema” más abajo en este tutorial.

Si utilizas un mando inalámbrico:

Si deseas jugar con un gamepad Bluetooth como el DualShock 4 o el NES30 Pro, tienes más trabajo por delante.

Primero, pulsa F4 en el teclado USB y EmulationStation se cerrará. Verás una pantalla negra con texto en la esquina superior izquierda. Ahora estás en un sistema Linux.

configurar retropie 2

Pero que no cunda el pánico. Escribe exactamente esto, distingue entre mayúsculas y minúsculas: sudo ~ / RetroPie-S etup / retropie-setup.sh

Luego pulsa Enter. Este es el programa de instalación de RetroPie, un menú azul con muchas opciones de texto. Usando el teclado, busca la opción Bluetooth y selecciónala.

configurar bluethoot retropie

Tendrás que cambiar el mando al modo de descubrimiento; para el DualShock 4, mantén presionados los botones Compartir y PlayStation al mismo tiempo hasta que la luz parpadee. Para el NES30, mantén presionado el botón de encendido en la parte frontal izquierda del mando hasta que se encienda. Luego, puedes buscarlo usando la utilidad Bluetooth y sincronizarlo (presiona la segunda opción para el DualShock 4 después de que se sincronice).

Después reinicia tu Raspberry Pi. Para hacer esto, sal del programa de configuración y escriba esto en el símbolo del sistema Linux: sudo shutdown -r now. El sistema se reiniciará y EmulationStation se iniciará nuevamente. Verás la pantalla que dice: “BIENVENIDO. No se detectaron gamepads, etc. “

Ahora, en vez de pulsar F4, pulsa cualquier botón de tu gamepad Bluetooth hasta que se sincronice con el Pi.

Luego, mantén presionado un botón en el mando hasta que EmulationStation lo detecte. Te hará una larga lista de preguntas que te permitirán asignar qué botón va a qué control (es decir, botones Arriba, Abajo, A, B, X, etc.). No falles en esto, o tendrás que desconectar el Pi y comenzar las asignaciones de botones de nuevo.

Una vez que esté funcionando, verás un menú llamado RetroPie. Contiene una lista de accesos directos para establecer varias configuraciones. 

Usando el mando, selecciona RASPI-CONFIG y presiona el botón de selección principal en el mando.

Configurar los ajustes de todo el sistema

Si hiciste con éxito los anteriores pasos, ya sea con cable o inalámbrico, ya deberías estar en el programa de configuración del sistema Raspberry Pi. Es una pantalla azul con menús basados ​​en texto.

Configuracion retropie

Tendrás que cambiar algunas configuraciones. La primera son las Opciones de localización (por defecto viene UK). El Pi y RetroPie se desarrollaron en el Reino Unido, y usan una distribución de teclado diferente allí que en los EE. UU. Vale la pena configurar una distribución de teclado estadounidense y establecer tu zona horaria, porque eso te ayudará si necesitas realizar cambios de configuración avanzados en el futuro.

La segunda cosa a modificar es en Opciones avanzadas y luego en Overscan. Cuando te pregunte si deseas habilitar la compensación para pantallas con sobrebarrido, seleccione No si estás conectado a un televisor o monitor HDMI. La compensación de sobreexploración hace que la imagen sea más pequeña para que no pierda información de los lados de la pantalla si estás utilizando un televisor de estilo antiguo. Solo selecciona si estás utilizando un televisor con un cable especial.

Una vez que haya terminado de configurarlo, sal de esos menús y selecciona Finalizar. Luego reinicia tu Raspberry Pi. Si tienes un mando USB, presiona el botón de inicio y elige Reiniciar. Si te encuentras con un mensaje de texto, escribe: sudo shutdown -r y el sistema se reiniciará.

Configurar Wi-Fi

Si tienes una conexión Ethernet por cable, claro está, omite este paso. Si no, es hora de usar tu gamepad para navegar al menú RetroPie en EmulationStation, luego selecciona la opción Wi-Fi en la parte inferior.

Esto abrirá un programa de configuración de Wi-Fi basado en texto. Haz lo que dice: busca tu punto de acceso e ingresa la contraseña. Simple.

Paso 5: copia los juegos a la Raspberry Pi

Ya hemos configurado el hardware y el software, pero todavía necesitamos los archivos de juegos para utilizar esta pequeña bestia. Así que vamos a copiar algunos. 

Juegos Raspberry

Copia archivos ROM a través del uso compartido de archivos de red Samba

¿Cómo podemos copiar fácilmente los archivos del juego a la Raspberry Pi?. Hay varias formas de hacerlo, pero el método más fácil es usar el intercambio de archivos de Windows, llamado “Samba” en el SO Linux. Podrás hacerlo tanto con un ordenador Mac o Windows.

  • En Windows: abre una nueva ventana del Explorador y escribe \\ retropie en la barra de ubicación en la parte superior.
  • En Mac: abre Finder, selecciona Ir en el menú en la parte superior de la ventana, luego selecciona Conectarse al servidor. En ese cuadro, escriba smb: // retropie y haz clic en Conectar.

Si por alguna razón cambió el nombre de host del sistema en la configuración, deberás escribirlo arriba en lugar de “retropie”.

Ahora que se ha conectado al Pi mediante el intercambio de archivos, puedes hacer clic en la carpeta compartida de roms. Verás una gran lista de carpetas con el nombre de varias plataformas de juegos como “atari 2600” o “génesis”.

Arrastra y suelta los archivos ROM o imágenes de disco que tengas en los directorios con nombre de plataforma adecuados en la Pi. Por ejemplo, los archivos .NES ROM deben ir en el directorio nes del Pi y los archivos .SMC Super NES ROM deben ir en el directorio snes.

Una vez que hayas copiado todo, reinicia tu Raspberry Pi a través del menú del botón de “inicio” de EmulationStation y todos los juegos se reconocerán automáticamente. ¡Entonces ya puedes seleccionar el que quieras y divertirte!

Paso 6: juega y disfruta

Bueno, lo hemos conseguido, ahora es el momento de sentarse, relajarse y disfrutar de los frutos de su trabajo. Juega lo que quieras, cuando quieras, con facilidad. Si tienes 15, 20, 30 años o más como yo, te sorprenderá el poco tiempo que tienes para jugar a estos juegos en comparación con cuando eras un crío. Solo recuerda descansar de vez en cuando para dormir, comer y alimentar a tu descendencia. 🙂